Se encuentra usted aquí

Barbara EICHHORN

Sábado 08 Abril 2006 - Domingo 04 Junio 2006
  • Barbara Eichhorn

    Sus intimistas dibujos de personas de su entorno familiar o de frondosos bosques realizados a carboncillo y a lápiz parten de fotografías propias o rescatadas de periódicos y revistas que le sirven como libreta de notas que luego trasladará a papeles de gran formato y, desde 1988, directamente a la pared.

    UNA CONVERSACIÓN CON BARBARA EICHHORN
    Maita Cañamás

    Barbara Eichhorn nace en 1965 en Freising (Alemania). En 1988 se traslada a Viena, donde estudia técnicas de tapicería, pintura y grafismo ; allí vive y trabaja en la actualidad. Sus intimistas dibujos de personas de su entorno familiar o de frondosos bosques realizados a carboncillo y a lápiz parten de fotografías propias o rescatadas de periódicos y revistas que le sirven como libreta de notas que luego trasladará a papeles de gran formato y, desde 1988, directamente a la pared.
    Los trabajos de Barbara Eichhorn pueden dividirse, grosso modo, en los grupos siguientes : Madre, Bosque, Retratos en el Bosque, Retratos, Niño(s). Esta relación tan breve, por rapsódica que pueda sonar, parece enunciar una intrincada cohesión que, examinada con detenimiento, revela en sí misma el procedimiento artístico seguido.
    Los trabajos tempranos presentan un trazo obstinado, una línea de carbón de trazo pastoso que impregna la superficie confiere a los dibujos una atmósfera emparentada, en gran medida, con la de las grandes ampliaciones de la fotografía en blanco y negro. La reacción al papel de foto generada por el revelador, la impresión obtenida al someter al baño de revelado un papel especial sobre el que empiezan a perfilarse las imágenes generadas en él por la luz, son elementos cuyo parentesco con el trazo del dibujo va más allá de la simple asociación. Barbara Eichhorn recurre a menudo a fotos como pretexto para sus dibujos, y dichas fotos parecen impregnar la obra de su propia sustancia. Resulta sorprendente la preferencia por contrastes poco acusados, por ejemplo el existente entre un gris discreto y la claridad general del soporte. El dibujo de percibe, así, como una potencia de la fotografía, como un aprovechamiento gestual y compositivo que radica en saber sacar rendimiento al potencial inherente a la fotografía. Sobre el proceso inverso se ha reflexionado ya mucho, el camino que va de la pintura a la fotografía entendido como una de las posibles culminaciones de aquélla. Ahora bien, es evidente que también puede darse un influjo en sentido inverso, aunque suele ser la pintura, más que el dibujo, la que a menudo aparece en un régimen de subordinación con respecto a la fotografía (piénsese en Richter). La mayor parte de los pintores jóvenes, siempre y cuando se decanten por lo figurativo u objetivo, no pueden pasarse ya sin lo que ellos denominan modestamente « material filmado », « encontrado » (found footage). El dibujo, en cambio, se afirma como el último reducto de un elevado ejercicio de coordinación entre el ojo y la mano que aspira a la maestría, ya sea en el estudio de la naturaleza o en la expresividad y extravagancia de sus trazos : ¿Qué pintan aquí las fotos ? ¿Qué sentido tiene un « dibujo a mano » si en vez de ser la mano la que dicta la distribución o construcción (espacial) de la superficie, lo que hace es proporcionar al ojo, habituado a la fotografía, al cine y a la televisión, las líneas ya existentes (readymade) de una fotografía ? Aunque pudiera decirse que en un dibujo a mano los elementos constructivos y los expresivos deberían ser una y la misma cosa, ¿seguiría teniendo validez este supuesto si el punto de partida del dibujo fuese la fotografía ? Sabemos que Seurat, por ejemplo, tanto en su pintura como en sus dibujos, evidencia una profunda obsesión por la verdad de la fotografía. El dibujo de Barbara Eichhorn se inscribe resueltamente en el horizonte de una concepción artística post-técnica que, sabedora de que las técnicas visuales siempre poseen una relación sustancial con un arte que trasciende sus propias reglas, no duda en sevirse del material fotográfico como una especie de referencia cuasi-natural.

  • Eichhorn 1
    Eichhorn 2
    Eichhorn 3
    Eichhorn 4
    Rote Decke Colcha Roja détail 2002
    1196
    1996
    1998
  • 1
    2
    3
    4
    5
    6